www.clavesdigital.com.ar

12.12

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

11.09.2018 Columnista

Exportar más y mejor

Exportar más y mejor

En el año 2017 el déficit de la balanza comercial argentina (exportaciones menos importaciones) ascendió a 8.515 millones de dólares como consecuencia de un crecimiento de las importaciones (19,7%) y un estancamiento de las exportaciones (0,9%). Esta cifra de ventas externas representa cerca  un 10% de nuestro PBI y está muy por debajo del promedio de los países de América latina (20%). En el 2017 exportamos la misma cifra que diez años atrás y estos números son una de las causas de nuestra escasez de divisas necesarias para sostener el crecimiento de la economía. Todavía dependemos del clima y de los precios internacionales para lograr buenos resultados en nuestra balanza comercial, como hace 100 años. Está claro que ningún país crece y genera mejoras a su sociedad si no logra un sector externo fuerte y competitivo. Nos hemos preocupado estas últimas décadas en distribuir lo mismo que producimos entre mayor cantidad de habitantes. Eso nos ha llevado a un empobrecimiento general y a la necesidad de endeudarnos para sostener un nivel de vida que, cíclicamente, las crisis nos recuerdan que es ficticio. La solución rápida y demagógica de crecer solo a través del mercado interno, tiene un futuro cada vez más corto. Sin despreciar nuestra economía interna, está claro que debemos enfocar nuestros esfuerzos en el futuro inmediato. En generar las condiciones para que nuestras empresas puedan exportar más productos y servicios al mundo. Para ello hay que producir reformas estructurales en nuestra economía que tiendan  a generar un ambiente competitivo para que quienes producen puedan insertar con posibilidades de éxito y sostenido en el tiempo sus productos y servicios.

En este accionar, el Estado tiene un rol fundamental. Policitas impositivas y laborales que alienten especialmente a quienes invierten para exportar, obras de infraestructura, acciones comerciales de apoyo a nuestras empresas, formación de recursos humanos capacitados para dicho objetivo, son algunas de las tareas que el Estado debe emprender o profundizar. También los empresarios deben aportar su cuota de esfuerzo, invirtiendo y proyectando empresas que tengan un horizonte más allá de nuestras fronteras. Para generar más divisas y a la vez producir un crecimiento de nuestro mercado interno, es necesario fomentar la exportación de productos y servicios con alto valor agregado apostando a sectores donde somos más competitivos. Dos de las áreas donde Argentina puede serlo son los alimentos y los servicios basados en el conocimiento. Nuestra alta capacidad en producir alimentos y la formación de nuestros recursos humanos son dos valores diferenciales que debemos aprovechar.

No hay tiempo para más, o nos decidimos a generar divisas genuinas basadas en sectores competitivos o nos resignamos a seguir dependiendo de factores externos que nos han demostrado no ser sostenibles para financiar el crecimiento de nuestra economía.

El portal de negocios más leído!