www.clavesdigital.com.ar

18.08

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

29.05.2019 Columnista

La gestión de las empresas familiares en un marco de turbulencias

La gestión de las empresas familiares en un marco de turbulencias

Los negocios se desenvuelven en una situación económica turbulenta e impredecible.
INFLACIÓN – RECESIÓN - DISTORSIÓN DE PRECIOS RELATIVOS - ALTAS TASAS DE INTERÉS.

En estas condiciones las actividades empresariales desarrolladas en familia necesitan  AGUDIZAR su DESTREZA PARA MANEJARSE COMO UNA VERDADERA EMPRESA.
He aquí la principal dificultad que enfrenta una empresa familiar.

A pesar de las fortalezas con las que cuenta, generalmente, no se gestionan adecuadamente.
Al decir esto no estoy refiriéndome al manejo del negocio en sí mismo. Seguramente conocen su mercado, sus competidores, sus costos, la operatoria comercial.

El aspecto que no se gestiona adecuadamente es el de la comunicación dentro de la empresa.

EN RIGOR DE VERDAD, NO ENFOCAN correctamente EL MANEJO DE LOS LIMITES. Dónde termina la familia… Dónde comienza la empresa.

Producto de actuar en un clima de total informalidad, ocurre que en la relación empresa-familia se solapan las razones con los aspectos familiares y esto produce cimbronazos en la gestión.

Y aquí viene nuestro aporte en esta nota: ¿CÓMO SALIR DE LA INFORMALIDAD?
Para intentar este cambio la sugerencia es poner en funcionamiento los denominados órganos de gobierno:

- Darle vida al DIRECTORIO con una reunión mensual para que defina políticas, estrategias y revise los resultados.

- Hacer semanalmente la reunión de ENCARGADOS DE ÁREAS, donde cada miembro de la familia que tiene una responsabilidad a su cargo, rinda cuentas de lo gestionado en esos siete días.

Como tantas veces lo he dicho, no se trata de simples reuniones para ver qué pasa. Se trata de reuniones con contenido, con información, con números, con propuestas previamente analizadas por el proponente.

Necesariamente desarrolladas en un marco de respeto mutuo, concisas y sin interferencias para que sean efectivas.

No son momentos de dar oportunidad al crecimiento de las discrepancias familiares  debido a la falta de comunicación activa y contundente.

Utilizar estos distintos espacios resolutivos donde se toman decisiones, donde se resuelve  sobre la ejecución de las acciones, es lo que puede llevar armonía al equipo familiar de trabajo que, en estos escenarios turbulentos, necesita más que nunca un funcionamiento armónico y de cohesión.

De esta práctica es recomendable hacer una rutina. No basta con reunirse de tanto en tanto como si fuese para tratar una emergencia, tienen que darle continuidad, formalidad y, en lo posible, estar acompañados de un consultor especializado que los guíe para que puedan tratarse como no familiares, tanto en la dirección como en la gestión de la empresa.
Sumariamente, en un escenario turbulento, no solo son importantes las acciones  vinculadas a lo operativo, sino que además, merecen tratamiento cuestiones mucho más elevadas en las que los directivos, al estar tan ocupados en lo diario, no tienen tiempo para detenerse a pensar y hacerlo desde un lugar mucho más elevado.

Esa altura se conseguirá utilizando los beneficios que brinda el funcionamiento de los órganos de gobierno de la empresa.

Este objetivo solo será alcanzado si se proponen utilizar la herramienta sugerida en esta nota y hacer el esfuerzo de mantener fructíferas reuniones, tanto en el nivel directriz como en el operativo.

Este tipo de funcionamiento, sumado a las fortalezas que detentan las empresas familiares, les dará una mejor oportunidad de superar situaciones tan difíciles como la que se viven en estos tiempos.

Cr. Marcelo Masciotta
M.P. 10-5832-9
Consultor en Gestión de Empresas Familiares

El portal de negocios más leído!