www.clavesdigital.com.ar

18.09

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

12.07.2019 Columnista

Las personas, centro de la innovación

Las personas, centro de la innovación

En tiempos competitivos y de crisis económica, creatividad e innovación parecen ser la clave para que los emprendedores alcancen sus metas.

¿Qué significa innovar?
Es una acción de cambio que supone una novedad. Proviene del latín innovat?o, -?nis que a su vez deriva del término innovo, -are “hacer nuevo”, “renovar”, que se forma con in- “hacia dentro” y novus “nuevo”. Desde la ciencia se vincula con la idea de progreso y búsqueda de nuevos métodos, partiendo de los conocimientos que le anteceden, a fin de mejorar algo que ya existe, dar solución a un problema o facilitar una actividad. Dicho en otros términos, es buscar modos diferentes de hacer algo para alcanzar otros resultados.

¿Será que solo basta con modificar el hacer? Se pueden desarrollar grandes planes, modificar infraestructuras, invertir en tecnología, pero si la gente no se involucra, no se apropia de las transformaciones nada ocurre o lo que ocurre no se sostiene en el tiempo. Para que las personas se involucren con los proyectos es necesario que adhieran a los mismos, que sientan que sus expectativas de logros serán alcanzadas con la concreción de los  mismos.

El Dr. Fernando Flores, reconocido pensador chileno manifiesta: “En la época actual una empresa debe innovar para poder competir. Se necesitan personas capaces de improvisar y responder con flexibilidad, creando nuevas ofertas que los clientes no hayan imaginado para sí”.

Y agrega: “A nuestro juicio, esta capacidad de reacción no se genera de manera espontánea, ni siquiera con los mejores planes y procedimientos. Esta requiere experiencia práctica en escuchar las inquietudes de los clientes y en organizar equipos de manera de proporcionar el producto o servicio que sea necesario en el momento preciso. No es tarea sencilla desarrollar esta competencia práctica a lo largo de toda una organización. Todos estos son grandes desafíos que enfrenta en la actualidad la comunidad empresarial”.

Innovar desde las personas es un nuevo paradigma que requiere un cambio de cultura en la manera de hacer las cosas, en la manera de decidir, en la manera de gestionar las conversaciones de cara al futuro.
Esa gestión de las conversaciones presupone líderes abiertos a la escucha del otro, a brindar espacios de reinterpretación de las acciones generadas en el pasado. Es decir, todo lo hecho fue por algo y produjo el resultado actual. Observar críticamente el presente es lo que facilita la coordinación de acciones eficaces. Esta coordinación implica, reconocer los talentos personales, potenciar los trayectos académicos y las experiencias de cada uno de los integrantes de los equipos, más allá de los vínculos que los une y esto es en vista al resultado que se espera alcanzar. Esta mirada cobra una importancia estratégica en las pymes, donde los líderes se encuentran a diario cara a cara con su equipo de trabajo.

Generar equipos colaborativos lleva a poner a las personas en el centro de la escena con sus competencias y habilidades, estableciendo metas claras, roles y funciones bien definidos y construir relaciones saludables.

En equipos de trabajo las relaciones saludables se construyen a partir de la generación de confianza. Este valor tiene el componente de la historicidad como vector fundamental. El pasado, tanto en los trayectos personales como del grupo, aporta la contundencia de lo vivencial, del camino recorrido y es el insumo desde el cual se parte para coordinar nuevas acciones. El presente es el momento vital donde todos los miembros del equipo interactúan para resolver el problema o crear una nueva posibilidad en vistas a las oportunidades futuras. Y el futuro, en esta creación colaborativa, será el resultado de las acciones presentes del equipo, más cómo se vinculen con las circunstancias externas.

Innovar desde la persona es conectar con el potencial que tiene cada individuo cuando es puesto en valor, cuando se reconocen sus competencias y se le brindan posibilidades de crear con otros. El principio es que el todo es mucho más que las partes, a sabiendas que cada parte es fundamental para la completud del TODO, llamado empresa.
Vivimos tiempos que nos desafían. Escuchar y diseñar alternativas en equipo parece ser la clave para alcanzar nuevos resultados.

María Fernanda Gili
Coach Onto Corporal

El portal de negocios más leído!