www.clavesdigital.com.ar

22.02

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

15.10.2019 Columnista

Seleccionar bien es estratégico

Seleccionar bien es estratégico

Una de las decisiones más importantes de todo dueño de negocio es elegir con quién quiere trabajar. Y con quién no. 
Hablar de un proceso de selección de personal es solamente el primer paso de un sistema de gestión del talento integrado, pero el más estratégico de todos. El tiempo y el cuidado con el que se realiza rendirán sus frutos al momento del logro de los resultados de la empresa.

No debe verse solamente como un programa para las grandes empresas, ya que desde aquel que tiene un pequeño negocio en el centro y necesita delegar en una persona de confianza tareas rutinarias o bien la atención al público, hasta quien es dueño de un emprendimiento que como solemos decir “ya se nos fue de las manos” y trascendió al emprendedor, como así también aquella empresa familiar que necesita incorporar ese profesional en el área financiera. La selección del personal que va a trabajar con nosotros nos involucra a todos, seamos grandes o chiquitos. 

Es por eso que tomar una decisión equivocada de contratación seleccionando a la persona inadecuada tiene un alto costo y es posible medirlo en términos económicos y de tiempo. Algunos de los cálculos surgen de sumar las siguientes variables:
• El costo de un nuevo proceso de búsqueda
• Los exámenes médicos y psicotécnicos
• El periodo de inducción o adaptación a la nueva empresa (nunca menor a 3 meses)
• La capacitación del nuevo integrante
• Si la causa de búsqueda es un despido, a esto debemos sumarle el costo de la indemnización del anterior colaborador.

Una mala praxis en la selección tiene graves consecuencias que van más allá de las pérdidas económicas, generalmente no se ven en un principio. Ejemplo: un clima laboral enrarecido, la desmotivación de algunos colaboradores, el estancamiento del negocio. Cuantas veces escuchamos decir al final, contrate alguien que me ayude con estos temas difíciles y fue peor el remedio que la enfermedad.

Peter Drucker dice: "Dónde hay una empresa de éxito alguien tomo una decisión valiente" 
El dueño de la empresa deberá tener el valor para tomar medidas que potencien su empresa y romper el paradigma de empresa de familia. Para ello deberá proyectar la selección de personal de una manera profesional.  

Cuando una empresa obtiene resultados sobresalientes, no es casualidad. Detrás de ese éxito hay un grupo humano identificado con el proyecto.

Un proceso de selección exitoso requiere tiempo y compromiso. Es muy probable que el dueño no encuentre suficiente tiempo para pensar cuál tipo de candidatos necesita, ni tiempo para entrevistar y menos aún para dedicarse de lleno al proceso. 

Cada CV (Curriculum Vitae) habla de su dueño y es el primer filtro que hará un seleccionador competente para decidir quien pasa a la etapa de entrevistas. El perfil del puesto se convierte en el instrumento clave con el que se contará para matchear el candidato con los requisitos que exige el puesto.

Por último debemos considerar que un proceso de selección no termina cuando se incorpora al candidato si no cuando esté se ha adaptado a su puesto.

Por eso es importante el acompañamiento durante los primeros tiempos, para evitar el fracaso en el inicio de la relación laboral.
Cra. Luciana V. Arce (UNC)
Esp. En Dirección Estratégica de RRHH (ICDA -UCC)
M.P. 10-15709-5

El portal de negocios más leído!