www.clavesdigital.com.ar

08.04

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

18.03.2020 Columnista

Reparto de cargas

Reparto de cargas

Cuando uno lee los artículos de la ley de “solidaridad y reactivación productiva” dictada por el gobierno nacional,  encuentra más medidas de “ajuste” que algo referido al título de la misma. Se argumenta que con esta ley, lo que se pretende es gravar a los sectores más beneficiados para financiar un mayor ingreso de quienes están en situación más precaria. Por ello se aumentaron las retenciones, las alícuotas de bienes personales, las de autos de alta gama y se estableció un impuesto (PAIS) para gravar la salida de dólares.

O sea, se les pidió un esfuerzo más a los argentinos en aras de estabilizar la economía, y a partir de allí, supuestamente armar un plan de gobierno más integral y con objetivos de crecimiento.

Digamos que el reparto del esfuerzo fue para varios sectores y muchos de ellos no tan favorecidos. Porque también se les aplicó un recorte a los jubilados suspendiendo el índice de recomposición establecido por Macri y abonando los cinco mil pesos solo a los que ganan la mínima.

Está claro que todos estos ajustes cayeron en el bolsillo de la gente, pero muy poco, casi nada, en el gasto de la política. Este escenario de evidente injusticia en cuanto al reparto de las cargas tuvo su momento cúlmine cuando escuchamos de boca del Senador Caserio que “la clase política no es la que hace  esfuerzos sino la que dicta normas”, dejando en claro la situación desde dónde se posicionan en relación a la sociedad que representan.

El argumento utilizado para no ajustarse es que, lo que se puede ahorrar en menores dietas, viáticos o asesores, no “mueve la aguja” en el presupuesto público. Pero no es poco lo que se gasta. Por citar un ejemplo: $41.000 millones es lo que nos cuesta a los argentinos financiar los parlamentos provinciales, con sus asesores incluidos. Podríamos agregar también los presupuestos de los Concejos Deliberantes de todo el país. Solo en nuestra ciudad, el Concejo insumió un presupuesto de más de $38 millones en el 2019.

Dicen que los gestos valen más que mil palabras y el gesto de la política hacia los ciudadanos en esta nueva instancia fue claro y  esto se visualiza además en las liquidaciones de impuestos que recibimos a principio de año, donde municipios y provincias se aseguraron ajustar sus tasas e impuestos por lo menos por la inflación del 2019, situación que muy pocos pudieron lograr en sus actividades.

Si Ud. no puede pagar, tiene la moratoria… pero bajar los impuestos y eliminar los privilegios ¡eso nunca!

Quizá esta sea una de las tantas razones por las que quienes tienen dinero en el exterior no lo traen, ¿no le parece?

El portal de negocios más leído!