www.clavesdigital.com.ar

28.11

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

18.11.2020 Columnista

Teletrabajo en Villa María y zona

Teletrabajo en Villa María y zona

La situación de aislamiento preventivo obligó a muchas organizaciones a adaptar herramientas para que su personal pueda seguir trabajando a través del teletrabajo, aún cuando la cultura predominante se orientaba hacia el trabajo presencial, el control y el cumplimiento de horarios.

Todo comenzó luego de la instrumentación del decreto 576/2020: “Distanciamiento social, preventivo y obligatorio”, todas aquellas organizaciones que pudieron flexibilizar sus labores tuvieron que implantar el teletrabajo a marchas forzadas. De pronto, se encontraron ante un experimento que aceleró en 2 meses lo que posiblemente hubiera sucedido en 5 años. Ante ello, nos preguntamos: ¿Cómo fue hasta el momento la experiencia del teletrabajo? ¿Qué piensan las organizaciones al respecto? ¿Esta es una herramienta que llegó para quedarse o su uso es solo temporal?

A través de un relevamiento exploratorio* realizado a 60 organizaciones de Villa María y de otras de localidades a unos 50 Km a la redonda, se pudieron obtener los siguientes datos: las organizaciones encuestadas corresponden en un 61% a comercios y servicios, un 21% a fábricas, en su mayoría con una cantidad de empleados no mayor a 20. Las herramientas de trabajo a distancia utilizadas en este período fueron una combinación de: videollamadas, plataformas tipo Zoom, Skipe, Meet, instalación del software de la empresa en los hogares de los trabajadores, y un 15,8% efectuaron trabajo offline mediante la definición de objetivos de trabajo. En este contexto, los resultados del desempeño laboral individual, según manifestaron los encuestados, fue caracterizado como muy bueno según el 60% de las opiniones; mientras que tan sólo un 1,8% expresó que los resultados individuales fueron no satisfactorios.

Sin duda, este cambio en la modalidad del trabajo generó la necesidad de incorporar nuevas competencias para hacer frente a esta necesidad, entre ellas los encuestados destacaron que se requirió que el personal incorporara o mejorara sus habilidades en: autogestión, flexibilidad, organización, adaptación a la tecnología, gestión del tiempo, comunicación y gestión de la incertidumbre.  

Cuando fueron consultados acerca de las ventajas identificadas con la utilización del teletrabajo, las organizaciones hicieron referencia a que esta herramienta logró mayor rapidez en las respuestas e incrementó la comodidad para el cliente, mejoró la autonomía en el trabajo, generó disminución en tiempos y costos, incrementos en las ventas online y cuidado de la salud entre otras.

Respecto de las desventajas relevadas por el uso del teletrabajo los encuestados refirieron a las fallas en las conexiones online, distracciones del hogar, la necesidad de conexión prolongada, extendiendo los horarios de trabajo, la falta de espacios adecuados para conectarse, dificultad para trabajar con otros y hacer interconsultas, demoras en la resolución del trabajo, software inadecuado y falencias en los controles.

Finalmente, al ser consultados acerca de si las organizaciones continuarán con la utilización del teletrabajo luego de la pandemia, el resultado fue que el 43,9% de los relevados manifestaron que continuarán implementando home office, entre las justificaciones se relevaron: “sólo lo seguirán usando por emergencia”, “algunas actividades son más adecuadas para continuar con esta modalidad”, “podemos trabajar sin oficinas”, “tenemos la posibilidad de incrementar la cantidad de empleados sin necesidad de ampliar instalaciones”. Mientras que  aquellos que manifestaron su postura contraria a continuar con el teletrabajo expresaron: “porque el rubro de la empresa no lo permite”, “no estamos acostumbrados y no se siente cómodo”, “porque se necesita el contacto personal para un mejor desempeño”.

La crisis de la pandemia nos deja un futuro lleno de interrogantes, pero tal vez podamos capitalizar algunas experiencias positivas que esta situación forzada nos hizo practicar. El uso del teletrabajo y los resultados generales obtenidos colaboraron a derribar barreras culturales, prejuicios y mitos en relación al trabajo remoto y la productividad, la autogestión y el compromiso de los colaboradores. ¿Será que la pandemia Covid-19 fue un catalizador para que este modelo de trabajo deje de ser la excepción y vaya en camino de convertirse en una alternativa sólida y sostenible?

*Relevamiento realizado con los alumnos de la materia Sociología de las Organizaciones de la carrera Técnico Superior en Logística, de la Universidad Tecnológica Nacional, Facultad Regional Villa María.

Esp. Lic. Roberto Mandelli
Docente UTN y UNVM
Consultor Gap Asesores

El portal de negocios más leído!