www.clavesdigital.com.ar

18.09

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

Septiembre Empresa del mes

Materiales a la obra

Materiales a la obra

RANCO MATERIALES provee una amplia variedad de materiales de construcción desde su casa central en General Deheza y sucursales en distintas ciudades de la provincia, caracterizados por su eficiente logística y distribución.

Todo empezó cuando una pareja de recién casados abrieron un pequeño local en el centro de General Deheza. Sofía Pérez y Rudy Ranco, formaron una empresa familiar que hoy también integran Juliana y Juan Pablo, sus hijos. Ese fue el origen de Ranco Materiales, una empresa que hace 30 años vende materiales de construcción en gran parte de la provincia. Hoy tienen cinco sucursales: Villa María, General Cabrera, Río Tercero y en General Deheza, la casa central y una sucursal. Además de una hormigonera en esa localidad y un centro de distribución y logística que se está construyendo sobre la autopista a la altura de nuestra localidad.

Son más de 100 empleados directos e indirectos que hoy forman el grupo de trabajo y colaboradores de la firma que se ha consolidado como líder en el mercado. La calidad en la atención, la responsabilidad y seriedad, además del importante grupo humano que conformaron, son las claves del crecimiento que tuvieron.

En los locales de Ranco Materiales se pueden encontrar todos lo necesario para la construcción. Desde el cimiento hasta las terminaciones finas y construcción en seco. Aseguran que son especialistas en terminaciones y esto por la experiencia que fueron adquiriendo desde sus comienzos. “Conocemos muy bien el negocio de terminaciones. Comenzamos vendiendo pisos y cerámicos, y en este crecimiento desarrollado en tantos años de trabajo, fuimos disponiendo de todas las marcas que existen en el mercado”.

Componen una de las empresas del sector que no ha parado de invertir. Armaron una hormigonera que está ubicada en un amplio terreno en el parque industrial de General Deheza, donde además comercializan materiales siderúrgicos, como hierros y malla cima. Hace un año encararon una importante inversión con la construcción de un centro de distribución sobre la autopista Córdoba-Rosario a la altura de Villa María. Con esta inversión esperan optimizar su servicio y atender gran parte de la provincia.

A pesar de tener varias unidades de negocios, están muy bien organizados. Cada sucursal tiene su encargado quien mantiene una comunicación diaria con la casa central. Viajan todas las semanas a las sucursales para mantener contacto presencial con ellas. Todas las compras se centralizan en General Deheza, Sofía es la encargada del área. La administración también está allí, es decir pagos y demás. Concretan reuniones periódicamente y poseen una estrategia de capacitación permanente.
Aunque cada sucursal tiene una administración, funcionan articulados con un sistema informático ágil y eficaz. Sobre todo por la tarea que realiza el buen equipo de colaboradores que tienen. Para ellos lo más valorable de la empresa es su capital humano.

Trabajo en familia
Ranco es un negocio que comienza una joven pareja en el año 1989 con la venta de materiales de terminación: pisos, cerámicos, sanitarios y grifería, bajo el nombre de “Cerámica Centro”. Recuerdan que se iniciaron con muy poco. Fueron 10 años de un crecimiento lento hasta 2001. Año que para muchos fue de crisis para ellos marcó una oportunidad. La gente quería cuidar el capital y por lo tanto invertían en ladrillos para resguardarse del corralito.

De a poco fueron creciendo. Rudy tenía otro trabajo, pero para el año 2000 lo dejó y se dedicó a tiempo completo al negocio. Era un local pequeño en el centro, pero luego se trasladaron a uno más grande sobre la ruta y de tres empleados en sus inicios pasaron a tener hoy 100. Eso los ha transformado en el negocio de primera generación que más ha crecido en el rubro en la provincia.
En 2003 abren la sucursal de General Cabrera. En 2010 en Río Tercero y en 2013 desembarcan en Villa María. Hace dos años abrieron otra sucursal en General Deheza especializada en construcción en seco e instalaciones.

Cambio de inversor 
Desde su experiencia en el mercado, Ranco asegura que hoy el inversor ha cambiado. El comprador no es el mismo. La falta de créditos bancarios para la construcción y las altas tasas de interés, hace que el cliente sea otro. Aunque hay un sector que sigue construyendo con recursos propios.

“A nosotros nos ha beneficiado en el mercado la seriedad en el trabajo, el cumplimiento y la calidad en la atención a los clientes. Esto permite que nos sigan eligiendo y hace que sigamos trabajando muy bien. No con los niveles de 2006, pero mantenemos niveles satisfactorios de venta. El sector agropecuario es el que sigue construyendo. Las buenas cosechas hacen que siga girando la rueda.
Lo que se espera para los próximos meses es un mercado estable con poco crecimiento. Pero de cualquier manera habrá que esperar las políticas del próximo presidente. Veníamos de una manera, nos tuvimos que reconvertir, ir hacia otro lugar, ver con mucho cuidado cómo atendemos el negocio. Tenemos que ser muy responsables en el manejo del comercio”.

Volver a las raíces 
Rudy es oriundo de Villa María, por lo que su corazón está aquí y asegura que apuestan mucho a la ciudad. “Hay sentimientos. Me fui en el año 1983 pero nunca perdí los lazos con la ciudad. Volví en 2013 con un negocio. Pretendemos acompañar el crecimiento de Villa María que ha sido increíble”.
Con una mirada desde afuera, pero con sentimientos, puede afirmar que Villa María ha sido una de las ciudades que más ha crecido en la provincia. “La veo por momentos de afuera y por momentos de adentro y conociéndola mucho desde chico, puedo asegurar que la transformación que ha tenido es sorprendente. Está hermosa y no lo digo yo, sino también lo escucho de la gente que vienen de afuera. Creo que se han coordinado todos los sectores, tanto el público como el privado, para hacerla crecer”.

El portal de negocios más leído!