www.clavesdigital.com.ar

22.02

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

Diciembre Empresa del mes

Bien de familia

Bien de familia

ISIS EXPRESS es una cadena de supermercados local perteneciente a la familia Depetris que se distingue por la atención personalizada del cliente y el precio competitivo en sus productos.

Atención personalizada, calidad y sobre todo buen precio se conjugan en Isis Express, y hacen de esta cadena de supermercados una de las más importantes de la ciudad. De la mano de la familia Depetris, Isis Express hoy cuenta con tres puntos de venta: Avenida Colón 99 y Mendoza 458 en Villa María y Av. Carranza esquina Deán Funes en Villa Nueva.

Es una empresa, que aunque ya sea grande, sigue siendo familiar y en ella cumplen sus funciones, Jorge, que es quien coordina las tres sucursales y está en la atención de  proveedores. Pablo, el hijo mayor que es contador y es el responsable de la administración del negocio y las finanzas. Liliana, la esposa de Jorge está al frente de Isis Express de Avenida Colón y es la responsable del sector de bazar de todos los locales y María Belén, la hija menor, quien está a punto de ser arquitecta y que fue quien, junto a su papá ayudó a diseñar cada uno de los locales. Con ellos trabaja también Gastón, sobrino de Jorge, que es el encargado de precios.

“Es una empresa familiar que trabaja para las familias de Villa María y Villa Nueva. Entendemos a nuestros clientes y las necesidades de las familias porque nosotros somos una”, indica Jorge.
En cada uno de los locales los clientes pueden encontrar los productos más variados de todas las marcas y el mejor surtido. Con carnicería, panificación, frescos, lácteos, verdulería y bazar, rubro que los distingue. Todos los locales tienen amplias playas de estacionamiento.

Comenzaron en la esquina de Bulevar Vélez Sársfield e Italia. Luego se mudaron y en un año complicado donde pocos son los que se arriesgan, ellos lo hicieron y se trasladaron a un espacio mucho mayor. En abril del año pasado pasaron de un local de 350 metros cuadrados a uno de 3 mil metros, pero aseguran que tuvo sus frutos, ya que es uno de los puntos que más vende. Y uno de los secretos está en la atención al cliente que es lo que marca la diferencia.

Jorge asegura que cuando comenzaron con este nuevo proyecto plantearon como objetivo la apertura de un local por año, primero abrieron el de calle Mendoza, en 2018 el de Avenida Colón y en este, el supermercado ubicado en Villa Nueva.

Se enorgullecen en decir que han formado un muy buen grupo de trabajo y que gracias a la tarea diaria de sus colaboradores pueden lograr tener la mejor atención y crecer. Por lo tanto son los únicos en el sector en cerrar los días domingos. Convencidos que es el día para descansar y compartir con la familia.
Para los próximos años están armando una plataforma con la posibilidad de que los clientes puedan comprar on-line a través de las redes sociales. Esto también fortalecería el sector mayorista que tiene gran importancia en la empresa. Sus clientes son de la ciudad y la zona. Pero no abandonan la esencia del comercio de antaño y todavía hacen entregas a domicilio.

Una familia supermercadista 
Supermercados Depetris forma parte de la historia de la ciudad, los que tienen más años pueden recordar esa importante cadena de supermercados. Depetris es símbolo de supermercado. Jorge recuerda que hace 40 años trabaja en el rubro. “Arranque a los 18 y tengo 62 años”.

Pero la historia empieza mucho antes, su papá tenía uno de los almacenes de ramos generales que había en Villa María hace más de 60 años. Estaba ubicado en la esquina de Vélez Sarsfield y España. En los años en donde había libretas, las amas de casa compraban el azúcar suelta, harina y el kerosene para cocinar. En donde el reparto se hacía a domicilio. Ese viejo negocio fue el lugar en donde se crió Jorge, jugando entre las mesas de un improvisado bar que también había, lugar donde los parroquianos después de una jornada laboral pasaban a tomar un trago.

De ahí nació su amor por el comercio, por estar al frente del mostrador. Y fue así que para los años 70 abrió su primer comercio y en el transcurso de siete años ya tenía nueve sucursales con ciento treinta empleados. “Era todo manual, nada de tecnología, se llevaba todo en cuadernos”.

Se creaba una relación especial con los proveedores. “Los viajantes venían y se quedaban a cenar en tu casa, con tu familia. No había teléfono y por eso a los veinte días, cuando volvía el viajante, te enterabas de los aumentos en la mercadería. Eso complicó a los comercios en el tiempo de la hiperinflación porque era imposible actualizar los precios.”

Después del cierre de esos supermercados, comenzó a trabajar con las panaderías Maddalena hasta llegar a tener siete sucursales. Con la venta de la cadena de panaderías abrió Isis Express.

Un mercado inestable 
“La inflación y el constante cambio en los precios complica la tarea de cualquier empresa. Esto nos hace redoblar el esfuerzo para conseguir promociones y descuentos que después se trasladan a los clientes.

La facilidad en las comunicaciones nos da la ventaja de poder estar actualizados al instante. Hoy si estás bien organizado y trabajando en orden, se pueden atravesar situaciones de inestabilidad sin contratiempos. Recuerdo en la época de la hiperinflación que comprabas un producto y lo vendías a un precio determinado y a los veinte días, cuando venía el viajante te decía que había aumentado y vos habías perdido con esa venta. Esa situación hacía que muchos comercios tuvieran problemas económicos.” 

Con orgullo pueden asegurar que se han cumplido y superado las metas de venta en las sucursales. Señalan que la gente es más cuidadosa a la hora de comprar, pero sigue consumiendo en la medida de sus posibilidades. “Somos de llevar nuestras propias estadísticas, siempre estamos observando cómo evolucionan las ventas y hacemos un seguimiento de las mismas en los precios con nuestra propia canasta de productos seleccionados en base a los que vendemos nosotros.” Indica Jorge.

El portal de negocios más leído!