www.clavesdigital.com.ar

18.08

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

09.08.2019 Agenda

Costos logísticos trepan 60% en un año: advertencia de menos inversión

Costos logísticos trepan 60% en un año: advertencia de menos inversión

Los fletes de cargas tuvieron en julio su segunda mayor suba, que incluso podría haber sido peor si el dólar no hubiera estado quieto y no se hubieran pospuesto alzas en los impuestos. La actividad está golpeada en todos los rubros aunque el campo todavía alivia

El camión es un eslabón fundamental para la cadena productiva nacional; sin embargo, tiene que afrontar costos en alza para salir a la ruta. En julio, el Índice de Costos elaborado por la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) exhibió un incremento de 3,7%, el segundo más alto del año. En lo que va de 2019, el aumento de los costos del sector roza 23% y llega a 60% en los últimos 12 meses.
En un marco macroeconómico de baja de las tasas de interés domésticas -igualmente elevadas para el normal desarrollo de la actividad-, el aumento de julio se explica por variaciones en los rubros personal y combustibles, fundamentalmente. Por un lado, el aumento del costo laboral se debió al pago del primer tramo del acuerdo paritario de 2019, con su incidencia directa en personal de conducción de 11,5% y en los rubros componentes relacionados: reparaciones (2,63%) y gastos generales (6,5%).

Por rubros
En segundo lugar, el nuevo ajuste del combustible fue de 1,62%, acumulando un aumento de 17,6% en el año. En tanto, por el lado de los costos del equipo, el rubro de material rodante (las propias unidades del transporte) se presentó una ligera disminución, 1,1%, paralela a la tranquilidad que tuvo el dólar durante julio, mientras que la línea de neumáticos volvió a registrar una suba menor que la del mes anterior (1,3%).
El resto de los rubros (costos de lubricante, seguros, patentes y tasas, y peajes) no sufrió modificaciones en relación con junio, mientras que el costo financiero de las empresas logísticas tuvo una disminución de 4,12%, también paralelo al sosiego financiero del mes pasado, que previsiblemente no se repetirá durante el corriente mes.
En suma, después de la desaceleración de junio de 2019 (0,56%) y en un marco de inflación mayorista y minorista, julio se mostró como la segunda suba más fuerte de 2019 después de la de 8,6% registrada en marzo y de las consecutivas de abril (2,40%) y mayo (2,81%).

Impuesto a los Combustibles
Según el informe mensual de la federación de empresas logísticas, el combustible sigue siendo un actor central en el cálculo de los costos de transporte de cargas.
Conforme analiza el Departamento de Estudios Económicos y Costos de Fadeeac, las variaciones de los precios en el gasoil “resultaron atenuadas por el desdoblamiento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL). Si dicha recomposición se hubiera aplicado en forma establecida, el incremento del gasoil debiera haber sido del orden del 2,5%, con lo que el Índice de Costos hubiera superado el 4% en julio”, estimaron los técnicos del organismo sectorial.
“Vale destacar que la suba del dólar durante los primeros días de agosto puede redoblar las presiones sobre el combustible, dado que debe tenerse en cuenta el actual esquema de semi-dolarización que rige la conformación de precios en el mercado interno”, precisó además el estudio.

Desde la desregulación del mercado de hidrocarburos en 2017, el gasoil se incrementó más de 135%, lo que impacta cada vez más en las estructuras de costos del transporte y agrava la ecuación económico-financiera de las empresas, a raíz deque el combustible es el insumo de mayor gravitación del sector, en particular en media y larga distancias, girando cerca de 40% de la estructura de costos.

En síntesis, los costos de la actividad volvieron a tomar ímpetu en julio “en un contexto económico recesivo y crítico en muchos corredores”, advirtieron los empresaros. “En consecuencia, se registran caídas en los volúmenes transportados para el consumo masivo, la industria y la construcción, por ejemplo. En tanto, la positiva cosecha del agro aliviana la actividad en el transporte de cereales y oleaginosas, que, no obstante, sigue procurando un reconocimiento de los cuadros tarifarios vigentes”, afirmó Fadeeac.
“En el sector se registran una menor inversión en equipos y además baja del consumo de gasoil. A su vez, para el autotransporte de cargas hay una agravante extra, que es la carga impositiva del orden de 40%, las altas tasas de interés y la incertidumbre cambiaria, lo que pone en riesgo su competitividad”, denunció la entidad de representación gremial empresarial.

Fuente comercio y justicia

El portal de negocios más leído!