www.clavesdigital.com.ar

18.09

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

10.09.2019 Vida y Estilo

En otras latitudes

En otras latitudes

En tierras catalanas

Ignacio Rosa (Nacho) tiene 26 años, Contador Público, recibido en la Universidad Nacional de Villa María, hace dos años que vive en el extranjero. Actualmente radicado en Barcelona, España.
Se recibió de contador a finales de 2016. Desde que estudiaba siempre tuvo la idea de viajar por el mundo para hacer una experiencia laboral. No sabía qué destino, pero si tenía en claro viajar. Su hermano mayor estaba en Australia desde hacía un tiempo y fue quien más lo alentó.

Con la idea en la cabeza, en diciembre terminó la universidad, trabajó unos meses en una farmacia, reunió el dinero y con otro compañero emprendió la aventura.
“No hay un motivo particular para irse del país”, asegura. “Simplemente me recibí con 24 años y  pensaba que era un buen momento para conocer y tener experiencias nuevas. Siempre viví en la casa de mis padres, estudié en la misma ciudad y tenía la necesidad de conocer algo distinto, otra gente, otra cultura”.

Al llegar, viajaron un mes por Europa. No tenían trabajo, pero tuvieron la suerte que la hermana de su compañero de viaje vivía en Barcelona y allí se alojaron. Rápidamente consiguió empleo. Ignacio trabaja en una consultora de inversiones ubicada en las afueras de Barcelona. “Me siento un afortunado porque encontré calidad humana. Algo importante cuando uno está lejos de la familia. Es un ambiente positivo en donde pude hacer amigos”.

En la consultora es gerente de cuentas. La compañía tiene más de 20 años en el mercado. Una plataforma de clientes on-line en donde se puede comprar o vender distintos productos. Desde materias primas hasta acciones.

Aunque asegura que lo más difícil de estar lejos es el extrañar la familia, los amigos. “Siempre viví en Villa María. Vivir con mi familia, eso se extraña. Pero mi experiencia es muy buena. La comunidad argentina en Barcelona es importante. Eso te ayuda a no extrañar tanto y de a poco vas formando tu nuevo entorno de afectos”.

Un salto importante 
Uno de los puntos que destaca de vivir allí es haber pasado de vivir en una ciudad de 100 mil habitantes en el interior, a hacerlo en una gran urbe centro neurálgico de España, que es visitada por miles de turistas a diario. De vivir lejos de su familia y saber que si le pasa algo de alguna forma se la tiene que arreglar. Pero no es difícil, indica. “Esta es una ciudad que te recibe, te abraza. Estás con gente que está como vos. Y esto hace que la transición sea más fácil y amena”.

Ignacio asegura que cada vez son más los argentinos que se van del país y que se acentúo en los últimos dos años. “Yo estimo que esto pasa por la situación económica. Por lo que vemos y leemos, la cosa no está fácil. Creo que la cantidad de jóvenes que se van de Argentina va a aumentar”.

“El argentino acá es muy querido. Tenemos una relación fuerte con Barcelona, y no sólo por Messi, sino también porque recibieron mucha gente en 2001, que ya están afianzados. Somos personas valoradas en lo laboral, en todo lo que es hotelería, bares. Nos consideran astutos y rápidos, por lo que oportunidades no faltan. Aquí hay una economía estable, si bien hubo cambios en lo económico y político, ya se ha solidificado. Un sueldo promedio es de mil euros, lo que te permite vivir bien.”

El portal de negocios más leído!