www.clavesdigital.com.ar

28.09

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

14.09.2020 Economía y Negocios

El maní de Córdoba pasó a ser la economía regional más importante de Argentina en 2020

En el sur de Córdoba, en un complejo agroindustrial que tiene su epicentro en las ciudades de General Deheza y de General Cabrera y que cada año extiende su red productiva a más de 350 mil hectáreas de esta provincia, San Luis, La Pampa y norte de Buenos Aires, la cadena de valor del maní emplea a unas 12 mil personas de manera directa y cada año suma nuevos eslabones en su escala de crecimiento.

El hito de 2020 es que se ha posicionado como la economía regional que más dólares trae al país, superando por primera vez a la cadena de la uva.

De acuerdo con el informe de complejos exportadores del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), el comercio exterior del maní facturó en el primer semestre del año un total de 465 millones de dólares.

Significa un crecimiento de 39,2 por ciento en relación con los 333 millones de dólares del mismo período de 2019. Sólo las cadenas de garbanzos (70,4 por ciento), del ajo (64 por ciento) y de los arándanos y los frutos similares (55,6 por ciento) mostraron una tasa de crecimiento superior, aunque entre las tres no logran reunir ni la mitad de los dólares reportados por el maní.

La cadena vitivinícola, en cambio, cayó 8,6 por ciento en valor, de 463 millones de dólares el año pasado a 423 millones en la primera mitad del corriente ejercicio. 

Las exportaciones de vino pierden valor, pero suman importancia a nivel país
Otro dato histórico es que los 465 millones de dólares ingresados por el maní son una cifra récord: superan los 432 millones de 2016 y por un 32 por ciento el promedio de la última década, de 350 millones.

Asimismo, por primera vez el maní se metió dentro del top ten de los complejos exportadores: está en el noveno lugar, por encima de la cebada y por debajo de la pesca. El año pasado estaba en la posición 16.

Si se tienen en cuenta solamente los complejos agroindustriales, el maní es el sexto con mayores exportaciones, por detrás de la soja, el maíz, el trigo, las carnes bovinas y los pescados.

La uva quedó este año en la octava posición entre los agroindustriales, y 11° contemplando la totalidad del comercio exterior.

Alto volumen

Fuentes de la Cámara Argentina del Maní (CAM) señalaron que la principal explicación a estos logros es la excelente cosecha 2018/19.

El maní es un cultivo estival: en condiciones normales, se siembra a partir de octubre y se cosecha entre abril y junio. A partir de allí, se almacena en las celdas de las firmas maniseras y se exporta a lo largo de un año a más de 100 países, aunque el principal cliente es Europa.

En la pospandemia, el maní ofrece más oportunidades que amenazas
Según datos de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (Fada), Argentina es el segundo exportador mundial de maní. 

Las operaciones realizadas en el primer semestre constituyen parte del maní cosechado el año pasado, cuando la producción alcanzó 989.813 toneladas en grano, un 23 por ciento por encima del ciclo 2017/18 (803.880 toneladas), que había sido una de las peores cosechas en tres décadas, debido a la fuerte sequía ocurrida en ese período.

De ese total, la CAM estima que se exportaron más de 660 mil toneladas, un 52 por ciento más que las 434 mil de la temporada anterior.

Los industriales consultados coincidieron en que el factor cantidad fue más fuerte que el precio, debido a que las cotizaciones en general se redujeron. El maní no tiene un mercado de referencia global, sino que cada empresa negocia sus contratos con los importadores. De todos modos, los valores de la tonelada en el último año rondaron entre 1.300 dólares el “confitería” (con piel) y 1.500 dólares el “blancheado” (sin piel), por debajo del ejercicio anterior cuando estuvieron entre 1.500 y 1.700. 

Características y mercados

De acuerdo con los datos del Indec, el 79,2 por ciento del total exportado de maní fue “crudo”; es decir, confitería o blancheado. En segundo término, el 10,9 por ciento fue aceite y sus subproductos; y el 9,9 por ciento, preparaciones. 

El cliente por excelencia es la Unión Europea, que compró en el primer semestre por 277 millones de dólares; es decir, más de la mitad de las exportaciones fueron a ese destino. El maní argentino tiene un share de más del 50 por ciento sobre las importaciones del viejo continente. 

COSECHA. Las últimas dos campañas fueron muy buenas para el maní. (Gentileza Cámara del Maní)

COSECHA. Las últimas dos campañas fueron muy buenas para el maní. (Gentileza Cámara del Maní)
Por detrás, los destinos que más mercadería adquirieron fueron China (37 millones de dólares), Reino Unido (29 millones) y Oceanía (21 millones).

Según el Monitor de Exportaciones de Fada, el 17 por ciento del maní que se comercializa a nivel mundial es argentino: significa una de cada seis toneladas.

Esta misma entidad calculó también que el complejo aportó 29 millones de dólares en retenciones a las exportaciones. En el caso de la uva, fueron 19,5 millones.

En paralelo, el semáforo mensual que elabora la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) muestra al maní como la única economía regional en situación de “prosperidad”, porque “continúan positivas las señales del mercado externo”.

Para la cadena cordobesa, no sólo el presente es favorable, sino que los próximos meses asoman con buenas expectativas. Pese a una menor siembra, la cosecha 2019/20 cerró con un volumen casi igual al de la campaña anterior, gracias a una mejora de los rendimientos. Esto, según las expectativas de la Cámara del Maní, garantiza otro año en que se superarán las 600 mil toneladas de exportación. 

Fuente La Voz.

El portal de negocios más leído!