www.clavesdigital.com.ar

02.03

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

23.02.2021 Visto y Oído

La venta "online" crece en el sector comercial cordobés

El 2020 fue un año muy duro para el comercio cordobés: la pandemia profundizó la caída que la actividad arrastraba desde marzo de 2018, causó una baja de volumen de ventas del 22,3 por ciento respecto de 2019 y provocó el cierre del 10 por ciento promedio de los locales registrados en la provincia, en un mapa total de 100 mil a 120 mil negocios totales. 

Sin embargo, los cambios de hábito que impuso el aislamiento a consumidores y a vendedores dejaron un gran saldo positivo en semejante crisis: la aceleración de la digitalización de la actividad, en especial del crecimiento de la venta online.  

En sólo 11 meses, el e-commerce avanzó lo que hubiera llevado de cinco a 10 años, repiten en sintonía referentes de muy diverso perfil en la materia: directivos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (Cace), de empresas como Facebook, WhatsApp, Mercado Libre y Tiendanube, y autoridades de Comercio de la Provincia.  

¿Se pueden poner números a ese desarrollo del comercio electrónico local? La Federación Comercial de Córdoba (Fedecom) aporta algunos muy valiosos.  

Según el relevamiento mensual de su departamento estadístico, la penetración de la venta online se triplicó durante 2020: en mayo, el 32 por ciento de los comercios de la provincia vendían de manera física y digital; en diciembre, ese porcentaje había escalado al 71 por ciento.  

La “venta digital” implica el uso, con diverso grado de sofisticación, de un abanico de modalidades: tienda online propia; presencia en marketplaces (como Mercado Libre), y venta por redes sociales como Facebook e Instagram, o mediante WhatsApp; canales que se utilizan solos o combinados.  

La adopción de la modalidad fue generalizada, pero desde Fedecom destacan la aceleración en los comercios que venden productos esenciales, en especial, alimentos y bebidas. En ellos, las ventas por comercio electrónico pasaron de representar el tres por ciento promedio del total de facturación antes de la pandemia a aportar 14 por ciento al cierre de 2020. 

La Secretaría de Comercio provincial coincide en describir un salto similar: con datos nacionales de Cace aplicables a la realidad cordobesa, apunta que entre 2019 y 2020 la facturación del canal saltó arriba del 100 por ciento y las unidades vendidas crecieron más del 60 por ciento.  

Según la misma fuente, la expectativa para 2021 es que este proceso siga avanzando y el canal facture al menos 150 por ciento más que en 2020.  

“El avance de la venta digital fue un gran aprendizaje de la pandemia. Morigeró un poco la terrible caída del consumo, pero no llegó a reemplazar las ventas previas al Covid”, aclara Ezequiel Cerezo, presidente de Fedecom. “No hay dudas de que la digitalización seguirá avanzado y el gran desafío es consolidar lo logrado”, agrega.  

“Esta aceleración es, en gran parte, irreversible", coincide, ante la consulta de La Voz, Joao Adao, director regional de Facebook en Latinoamérica (incluye a WhatsApp y a Instagram).

Siete de cada 10, por WhatsApp

El avance de la venta digital implicó para los comercios buscar a los consumidores en nuevos espacios, como las redes sociales o en redes de WhatsApp; y también implicó explorar una nueva combinación de canales que les permitiera ganar flexibilidad y bajar costos.  

Adao destaca el formidable protagonismo que ganó WhatsApp: “El 71 por ciento de los consumidores argentinos lo usan en compras minoristas, y ya forma parte de los hábitos de compra en más de 30 categorías, como indumentaria e higiene personal. Entre los que aún no lo usan para eso, 44 por ciento estaría dispuesto a hacerlo a corto plazo”.

La Provincia trabaja en una web de compras colectivas y en exportaciones por eBay
Desde el almacén del barrio hasta gigantes como tiendas Renner (la mayor cadena de moda en Brasil con dos locales en Córdoba), apostaron a la red de chat: “Desarrollamos el servicio de ventas por WhatsApp al inicio de la pandemia, para ofrecer comodidad a los clientes en todos los países donde operamos (envían catálogo, asesoran por video llamada, cobran con un link, envían o dan chance de retiro en tienda). Trabajamos en mejorar la experiencia omnicanal y, por eso, pretendemos lanzar en Argentina el servicio de comercio electrónico de la marca, que ya existe en Brasil y en Uruguay”, apuntan a La Voz desde la firma.    

Victoria Blazevic, brand manager de Tiendanube, agrega con relación al peso creciente del social commerce (venta por redes sociales): “Las redes hoy son responsables de una de cada tres ventas en nuestras tiendas; y de esas, el 80 por ciento se hacen a través de celulares”.  

La plataforma que permite a marcas y a emprendedores crear su propio e-commerce incrementó en 180 por ciento su base de clientes y es elegida por 2.200 marcas cordobesas activas. 

Muchas de ellas nacieron 100 por ciento digitales, apalancadas en cuentas en Instagram o en Facebook a modo de vidriera y como puerta de ingreso para derivar la concreción de las compras en la tienda propia. Otras se animan a crear su e-commerce como complemento de un local físico o como segundo paso, luego de haber debutado en Mercado Libre (Meli) o en otros marketplaces.  

La marca de calzado cordobesa Justicialistas es uno de tantos ejemplos en ese sentido: arrancó ofreciendo sus zapatos de cuero en Meli y, tras lograr cierta experiencia, proyección y volumen de ventas (mil a 1.400 mensuales), pasó al cóctel de redes y tienda propia. Fue, dicen sus creadores, en la búsqueda de menores costos y mayor rentabilidad.  

“Ese es un camino de evolución que aconsejamos en general a los comercios: que trabajen pensando en una combinación de canales y busquen desarrollar los propios, que son más rentables”, apunta Cerezo. 

Achique físico  

A septiembre del año pasado, en Mercado Libre había 44 mil pymes y emprendedores cordobeses activos, y su volumen de ventas era 25 por ciento superior al de todo 2019. Allí también crece la tienda oficial de Córdoba, desarrollada en el marco de un acuerdo con la Provincia y ya con 150 vendedores.  

La Provincia trabaja en una web de compras colectivas y en exportaciones por eBay 
Desde Fedecom, confirman que la activación del canal digital significó un achique del físico para un sinnúmero de comercios locales: en busca del cóctel más eficiente, se suprimieron sucursales, hubo mudanzas a sitios más económicos o pequeños, o bien se reorganizó el espacio. Este proceso, dicen, continuará.  

Medios de pago e informalidad 

Cámaras empresariales y autoridades provinciales coinciden en que el terreno digital resulta más fértil, máxime en un contexto de crisis, para el crecimiento de la venta informal. Comulgan en la necesidad de reforzar controles y de generar nueva regulación allí donde hay vacíos.  

Por caso, Fedecom trabaja con la Dirección General de Rentas de la Provincia para atender este y otros temas.  

Una gran herramienta que colabora con la formalización en terreno digital son los medios de pago: según el relevamiento de la entidad empresarial, a diciembre pasado, el 77 por ciento de las transacciones de venta digital realizadas por los comercios de la provincia se abonaban con tarjeta de crédito; 13 por ciento con débito, y 10 por ciento con otros medios (billeteras virtuales, por ejemplo). Todos ellos ofrecen registros con potencial de uso para el fisco.  

La logística es otro eslabón ineludible que completa el ecosistema. Allí crecieron en número, capacidad y diversidad los actores que trabajan para mover productos de la mano del vendedor al comprador, y a la inversa en casos necesarios.

Aunque persisten déficits, las estadísticas muestran la evolución en los sistemas de envío: entre los comercios de toda la provincia, al cierre de 2020, la entrega a domicilio se consolidó como principal mecanismo de entrega (usada por el 60 por ciento de los comercios) y le sacó mayor ventaja al retiro en punto de venta (37 por ciento); y finalmente, el retiro en sucursal del operador logístico (tres por ciento).

Fuente la voz.

El portal de negocios más leído!