www.clavesdigital.com.ar

14.04

VILLA MARÍA, CÓRDOBA

08.04.2021 Economía y Negocios

Financiarización y situación de pobreza en Argentina 2021

Las variables que intervienen en la caída del poder adquisitivo, así como a la pérdida de valor en las producciones nacionales de Argentina, ocasionan efectos no deseados sobre el empleo, así como un importante aumento de la pobreza.  Al mismo tiempo, se observa que las políticas públicas para resolver la pobreza estructural, así como el desempleo estructural resultan insuficientes, cortoplacistas e incapaces de proveer soluciones a los temas centrales que inciden en la calidad de vida de la población argentina.

Inflación

            La caída del ingreso real, sinónimo de menor poder adquisitivo, trae aparejada para el grueso de la población del país, una mayor propensión a consumir. Ese hecho a su vez tiene efectos sobre la demanda de otros bienes, por imposibilidad de adquirirlos de los ciudadanos.

            Se observa un aumento del endeudamiento para consumo, vía instrumentos de crédito para la compra financiera de bienes de consumo, vía tarjetas de crédito. En menor medida financiamiento propio por los comercios de proximidad, por cercanía, lo que incide en los precios de compra de los bienes transables, por el interés implícito que contienen los artículos financiados de ese modo.

            La emisión monetaria refleja una importante dificultad para controlar la inflación en el país desde  la reaparición de la inflación en Argentina en este último siglo.

Tasa de interés

La incidencia de la inflación en las tasas de interés, así como la utilización de políticas monetarias para regular la moneda extranjera, ocasiona un efecto expulsión de la inversión (crowling out), al mismo tiempo que genera un proceso de acumulación por especulación, tanto proveniente del sistema financiero formal, como de entidades crediticias que funcionan bajo formatos no formales de crédito.

Costo Impositivo y fiscal

            La presión fiscal y el aumento de los gravámenes sobre los bienes y la actividad económica, desalienta la inversión productiva, por pérdida de rentabilidad de las inversiones frente a la inmovilización requerida y la incertidumbre de las políticas fiscales. Al mismo tiempo se penaliza el incumplimiento de las obligaciones en el empleo formal, lo que influye en la precarización laboral, el empleo informal, eventual y sin beneficios sociales.

Corrupción y distorsión de los fines

            Las urgencias del  corto plazo, así como los aspectos mencionados precedentemente, han favorecido a la conversión de los medios en fines. De ese modo, desaparece la perspectiva de planificación productiva de largo plazo, al mismo tiempo que en la sociedad, la calidad de vida del prójimo pasa inadvertida, se produce la invisibilidad de  los pobres, juzgados por haber quedado en esa categoría, los niños y el cuidado de los niños que pasan a engrosar la masa de pobreza estructural.

            En idéntica situación se encuentran los ancianos, por bajos ingresos del grueso de la clase pasiva, el costo de vida y de salud, juntamente con las necesidades de cuidados personales, hoy no provistos por la familia y poco resueltos por el estado.

            Las personas con discapacidad presentan una problemática similar a la de los niños y ancianos, lo que muestra a las claras la destrucción del tejido social en esas condiciones.

            Los mayores en edad activa, por diversas razones, entre la que se encuentra el desempleo estructural, padecen la no adecuación a las competencias requeridas por las demandas de las nuevas tecnologías, que crecen exponencialmente en velocidad, conocimientos y complejidad.

Educación

            Con respecto a la educación, como una variable clave frente a la posibilidad de influir en la desigualdad social, se observa que existe falta de enfoque en la cultura del esfuerzo y la necesidad de un plan de vida y trabajo para la población infantil, juntamente con la aparición de innovaciones tecnológicas y crecimiento de los mercados consumidores de bienes y servicios mundiales, diferenciados por las tecnologías de la cuarta revolución  industrial tecnológica.

Las brechas, la distopía y el discurso

            Entre los partidos políticos, personalidades políticas y periodísticas,  que mediante un discurso distorsivo ocultan un  desmedido interés por el poder  y el control social, en desmedro de la calidad de la información, la gestión y la adecuada formación de la cultura política ciudadana responsable, se generan brechas acentuadas por la situación mundial, la globalización y las particularidades del país.

El uso territorial, los recursos y la densidad de población

            Respecto a la posibilidad de redistribución de los ciudadanos por desplazamiento desde las grandes poblaciones hacia los espacios menos poblados y del interior, no basta la propuesta de erradicación de las poblaciones menos favorecidas con promesas espurias, con fines poco creíbles y menos posibles aún.

            Se necesitan programas de radicación de comunidades, con provisión de  recursos suficientes, que favorezcan la inclusión de los individuos en los espacios geográficos hacia los que se dirigen, vivienda y producción de algún tipo de bienes y/ó servicios;  previa formación de los RRHH para los trabajos a realizar en ese nuevo entorno. Si no se crean anticipadamente las capacidades en términos de competencias para la tarea, así como la predisposición actitudinal hacia ese proyecto de emplazamiento y las pautas bajo las cuales ese proyecto se hace sustentable, se pretende el alejamiento de los individuos de los centros más poblados, sin un acompañamiento hacia comunidades inclusivas, con atención  de sus necesidades y servicios sociales necesarios para la vida en espacios no conocidos.

Conclusiones

La inclusión del prójimo,  de la población de niños pobres, en la prioridad de los temas a resolver por la ciudadanía y los gobiernos,  toma verdadera importancia en la afirmación de Alberto Costa… “ con estos niveles de pobreza Argentina hipoteca su futuro” lo que no solo significa un país sin crecimiento  y desarrollo, sino  un país con la total destrucción de sus valores, ciego hacia las necesidades de la población e irresponsable frente al mundo en materia de derechos de los menores.

Bibiana Salomón

Contadora Pública. Lic. en Organización y Administración

Dra. en Cs. Económicas Mención Administración

El portal de negocios más leído!